ACTUALIDADDEPORTESSOCIALES

Un sancosmeño llegó a la Primera División de Colombia

FUTBOL

Alejandro Toledo es Sancosmeño, juega de centrodelantero  y tras una ardua carrera fue seleccionado para jugar en un equipo de la Primera División de Colombia.

 

Alejando Toledo (31 años) pasó a formar parte de Envigado Fútbol Club, un club de fútbol de la Primera División de Colombia. El mismo se encuentra en el departamento de Antioquia.

 

¿CÓMO LLEGÓ ALEJANDRO TOLEDO HASTA AQUÍ?

 

Alejandro inició esta carrera deportiva a los nueve años en la escuela de fútbol del Club Boca Unidos, de Corrientes Capital. A los 16 tuvo la posibilidad de probarse y quedó seleccionado para entrar en la quinta división de Boca Juniors.

A los 20 volvió a préstamo a Boca Unidos. “Se quedó y tuvo dos temporadas no muy buenas, eso fue  cuando el Club estaba en el Nacional B”, contó su padre.

 

Después de eso pasó por clubes como San Jorge de Tucumán, Aconquija de Catamarca, Gimnasia y Esgrima  de Mendoza, Gimnasia y Tiro de Salta, y Mitre de Santiago del Estero.

 

Luego de eso pasó a jugar en el Club Deportivo Santaní, de Paraguay. “Con Santani juega la Copa Sudamericana y al quedar eliminado por un equipo de Colombia, le salió la posibilidad de estar en San Lorenzo y Guaireña de Paraguay”, contó Marcos Toledo.

 

Tras toda esta carrera futbolística, el centrodelantero Alejandro Toledo confirmó hoy su ingreso al club Envigado Fútbol Club, de la Primera División de Colombia. “Ayer se hizo revisión médica, si le llega de la visa de trabajo ya empezaría a jugar porque  el torneo colombiano arranca el domingo”, expresó.

ESTAR LEJOS DE LA FAMILIA

 

A don Marcos Toledo se le infla el pecho de orgullo al hablar de su hijo, aunque reconoce que se lo extraña por casa y pesan las distancias. “Somos amantes del fútbol y son sacrificios que uno tiene que hacer, se lo va a extrañar pero es el futuro de él. Él allá (en Paraguay) ya tiene su familia y esperamos que le vaya bien en Colombia, siempre lo apoyamos y lo vamos a seguir haciendo”.

 

Y es que la familia lleva el fútbol en la sangre, vale mencionar que Marcos Toledo jugó para los dos ‘grandes’ de la ciudad de Corrientes: Mandiyú y Boca Unidos. “Además de Alejandro tengo una hija de 24 y un hijo de 17 que es arquero”, concluyó diciendo el ex jugador.

Fuente Sudamericana

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar